¿Team-Building o Neurogamificación?
Veamos las principales diferencias entre Team-building y Neurogamificación:

La Neurogamificación nos permite traer metodologías y técnicas del mundo del juego a entornos no lúdicos. En INTERVENIA la utilizamos como una herramienta indispensable en el desarrollo de habilidades. En concreto en todos los casos en los que requerimos de una activación emocional para vencer alguna barrera o lograr reflexiones personales con impacto.

Superar el miedo escénico o lograr alineación de los equipos con los valores de la Compañía, serían algunos de los ejemplos más destacados de su aplicación.

A diferencia del Team-buiding, se trata de una técnica no estandarizada. En ella se requiere una buena definición de objetivos, un diseño lógico de la trama y una cobertura indispensable de capa creativa que movilice diferentes roles. Su eficacia está directamente relacionada con el diseño ad-hoc. También se relaciona con la presencia de los gamificadores en el desarrollo del entrenamiento.

Se puede realizar tanto indoor como outdoor y resulta muy versátil. Nos permite juegos más simples o de mayor sofisticación, regulando la carga creativa pero logrando la misma eficacia.

 

 

Escribe un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar