Mi cuenta

Se suele decir que “una mirada dice más que mil palabras” pero, lo cierto es que tu expresión facial y tu cuerpo pueden dar más información de la que puedas imaginar. Nerviosismo, emoción, rechazo… todo lo reflejamos mediante la gestualidad. 

 

Y es que la gestualidad de un humano puede expresar más que sus palabras, según los expertos, al menos el 93% de la comunicación se hace mediante el lenguaje no verbal, por lo que analizarlo de la mejor forma es esencial para alcanzar el éxito.

 

El dominio de esta disciplina en el mundo empresarial hará que los clientes se decanten hacia tu empresa, ya que podrás analizar qué necesitan realmente a través de sus gestos para ofrecerle el mejor servicio o producto.

 

¿Quieres saber cómo puedes aplicar esta herramienta en tu negocio? A continuación te contamos todos los detalles.

guia exito

La importancia de analizar la gestualidad en la negociación comercial

 

La comunicación no verbal no consciente dice mucho de los interlocutores que intervienen en una negociación. Saber interpretar estos detalles te ayudará a entender mejor el significado real de la conversación y así reorientar el discurso hacia el lado conveniente para cerrar el trato.

 

Debes tener en cuenta que los gestos o la postura pueden decir lo contrario que un discurso, ya sea por puro nerviosismo o por no estar convencido con la idea. 

 

La importancia de la gestualidad en este tipo de intervenciones comienza desde el minuto uno, algo tan sencillo como la orientación de tu cuerpo al saludar o la primera mirada están llenos de significado. Por ello, dominar esta disciplina te ayudará a sobrellevar las negociaciones de una forma mucho más sencilla.

Cómo decodificar la comunicación gestual en mitad de una negociación

 

La Sinergología®, entendida como la disciplina que ayuda a leer la gestualidad que hace nuestro interlocutor de forma inconsciente, nos puede ayudar a controlar el discurso durante una negociación. 

Averiguar la realidad detrás del lenguaje corporal de nuestro interlocutor se traduce en tener una ventaja comunicativa y, al mismo tiempo, obtener más información sobre sus motivaciones.

 

En Intervenia Neuromanagement contamos con una amplia diversidad de servicios enfocados a la Sinergología, con cursos formativos que te permitirán decodificar qué piensa tu interlocutor durante la negociación.

 

Y es que, al formarnos a través del estudio del lenguaje no verbal seremos capaces de identificar ciertos gestos en los demás que nos permitan intuir lo que piensan de nosotros o del mensaje que estemos comunicando. 

Analicemos entonces los gestos más comunes que debes tener en cuenta en mitad de una negociación comercial:

 

Cómo saber si el interlocutor está relajado

 

La ausencia de rigidez en el cuello, y en las articulaciones en general, nos dan información de que no hay tensión corporal y por lo tanto hay apertura a la comunicación.  Si observas cuerpos tensos, rígidos, cruces de brazos con elevación de hombros y tensión en las articulaciones, hay cierre y protección. Actúa en consecuencia y adapta tu discurso.

 

La importancia de la mirada

 

La mirada es poderosa y fundamental en una negociación. Los movimientos con los ojos hacia arriba tienen que ver con discursos con carga cognitiva. Los movimientos oculares hacia abajo, tienen que ver con momentos de introspección. Un mirada suave, se acerca más a la autenticidad y una mirada penetrante y sostenida, tiene más que ver con la intención de hacer pasar un mensaje.

 

¿Se rasca el cuello durante la negociación?

 

Este gesto semiconsciente tiene que ver con algo que la persona piensa pero no quiere verbalizar. Si lo identificas, puedes decidir si es mejor preguntar para tratar de obtener más información, o simplemente tomar conciencia de las cosas que pueden no encajarle en ese momento.

 

El cruce de brazos y todo lo que debes saber de él

 

En relación al cruce de brazos, cabe destacar que puede implicar un cierre, pero no siempre es así. En ocasiones, cruzarse de brazos, es una postura de relajación y reposo.

Otras veces, si se realiza con tensión en las articulaciones, provoca una elevación de hombros y vemos los dedos ejerciendo presión sobre los brazos, podemos deducir que existe un cierre y una protección ante lo que se esté hablando.

 

Estos son solo algunos de los muchos gestos que puedes analizar en una negociación. Si te interesa seguir descubriéndolos y conocer la Sinergología®contacta con nosotros para más información o visita nuestros servicios y encuentra la formación que mejor se adapte a tus necesidades.